Moi, je t'offrirai des perles de pluies venant de pays où (...)

Querido SeCretos:
-

Ayer, luego de que llamé para anunciarte de mis ojos ante Clown y Cabaret, recordé aquella noche en el Bombay. ¿Recuerdas tú? La Orquesta (sensacional, claro), un cigarro imposible, Por una cabeza... Tuvimos nochecita excelente. ¿Más de tres años, cierto?

-Siempre que recuerdo lo mucho que me gusta el teatro cabaret, Duke Ellington (ahh Duke!! Duke!!), Sabina y el clown, recuerdo casi en paralelo tu nombre y todos sus predicados. Recuerdo La espuma de los días (de nuevo Jesus Díaz y la adaptación de la novela de Boris Vian) a la cual tampoco fuiste... Ah!! también tu cita pendiente con una conocida recién enclaustrada ¿Le dirás que sí, querido?-

Te digo, las Noches Perdidas estuvieron r rrrebien. En el principio fue ningún verbo, pero sí el Ne me quitte pas de Brel y cinco mujeres mirando a la luna, ya sabes en estas cosas artísticas no necesitan -ni necesitamos de ellas- palabras (así es con los verdaderos creadores). Distintos momentos, pétalos, jaranas, cigarrillos, novelas, voces, voces que fueron sólo para cantar, como debe ser en estos asuntos de lo femenino. La mujer debe cantar y el hombre, debe contribuir a que tal canto se logre... (sic)


Los momentos que más me causaron felicidad se debieron a Guadalupe Cano, vestida de rosa, a voz, advinando pétalos... Me recordó a Annie Fratellini, la clown francesa, tu sabes, ese gesto tan afable. Señor debemos ir a una/otra función............¿Cómo, fue la última? Así es, fue la última... Será, será otra ocasión.
-
Por hoy, disfruta estas dos imágenes de Noches, y quédate tres frases melodiosas:
-
tiene nombre de mujer
como la soledad
como el consuelo

3 comentarios:

Secretos compartidos dijo...

de ti depende, y de mí,
que entre los dos siga siendo ayer noche,
hoy por la mañana. ..

La buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama
hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama...

como mi corazón...
como tu olvido...
los fugitivos del deber
no tienen más amor que el que han perdido...

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

MMmmm mi corazón a veces late muy fuerte, a veces como hoy mientras escuchaba "Y sin embargo", mientras recordaba mis llamadas muy de noche, muy ahora de nostalgia...

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Y no se tiene más amor, que aquel perdido...