Café y tres chocolates

Recién llego a casa. Luego de tomar las debidas tazas de café con un amigo querido y de años, Antonio, pienso en una frase: a partir del no, a partir de la negación toda una vida puede ser forjada.
+
No es la afirmación explícita la que da origen a toda una narración, es a través del no que todo un discurso se construye y otorga raíces a un proceder específico. Narrando, es que urdimos toda una experiencia.
+
Creo entonces en esa memoria que consigna rostros, creo en la memoria fallida sobre la cual alcé una vida que era mi vida. Es dulcísimo encontrar asociaciones para abrazarlas y quebrarlas, decir "ésta no soy yo", "aquella tampoco", y en toda la negación narrar, edificar. Otros más aseguran del no, una manera para eludir la realidad. ¿Pero de cual realidad estamos hablando? Sus simetrías son fragmentos de sus lindes, aparecen y desaparecen, se repliegan, no significan si no en sí mismas; lo único que les da soporte es esa gran negación que emerge en el discurso. La realidad es sus discursos, las formas en las cuales es dicha, nombrada.
+
Antonio me hablaba de un no- liberador, una negación dolorosa que era punto de fuga y escarnio, pero principio de un total yo. "¿ser libres?", dijo, y cerró la conversación. La negación se me dió entonces, no como el habla en el proceso represivo, más bien como la posibilidad de una narración, de la construcción de un personaje, en su identidad, en su habitar. El discurso que explota en sus negaciones y comienza a sostenerse sobre sus silencios para respirar.
+
Al fin realidades desfiguradas donde la memoria es cardinal, pero también insostenible. Un no, a partir del cual se alza todo un mundo, irreal: mundos irreales. Entonces, es esto todo lo que tenemos, meros accesorios, meros lineamientos tropológicos para referirnos a nosotros mismos. No deja de asombrarme la densa insistencia que precisa continuar a partir del no y la libre asociación, es decir, no deja de parecerme una maniobra tenaz ante un mundo que parece tener ningún sentido y cuya índole se acuna justo en el artificio como antípoda a la interpretación.
´+
Tal vez sí, que se me antoja una narración en la cual me acerque más a ese muro de lo absurdo que se incendia en un no.

11 comentarios:

Tizano dijo...

Saludos desde mi Napoli querida.
Oja1à nos encontremos el pròximo anio!
Ciao y buen cierre

natalia dijo...

Jejejeje, cierres, cirres... EL ciclo que acaba... Pues dice Octavio Paz que libertad es la capcidad de decir NO, Mmmm, habrá que acudir a la cita completa... Bachelard tiene un tratado acerca del NO... Realmente es más atractivo decir... "No, no soy así..." que "sí claro, le has atenida" el segundo es confomista Natalia es Contreras jajaja (De la Magdalena Contreras) ;-) Es un mal chiste de mi delegación, pero a veces aplica..., pa deshacer los nudos... Pues mi psicoanalisa dice que una cita de psicoanlista es, enefecto, una como si leyeran tu libro interno..., es hermosa metáfora..., pero en sí..., uno todo el tiempo es el libro abierto..., las veces intrigante, las veces en blanco..., de su interior... Somos memoria y desmemoria, pero vamos más hacia lo segundo..., Ah éste desasosiego... Un abrazo amiga y ánimo...

natalia dijo...

atenida es atinado, jajaja, pero es que las dos existen..., pero no queremo ser atenidas... Y hay otros errorcillos menos indecentes.

fgiucich dijo...

Desde el momento que aprendì a decir no, la idea de la libertad se me hizo mucha màs clara. Abrazos y muchas felicidades.

Newton dijo...

Libertad... No, legado...

Anónimo dijo...

Karina preciosa se que no sera del todo posible pasartela bien esta noche, siempre la ausencia de un ser querido causa mucha tristeza, pero que eso no impidaque tu gran sonrisa de luz ilumine a tus familiares y todo a tu alrededor eso lo sabes hacer muy bien, tu sonrisa y ojos esparcen mucha luz que esta vez asi sea. Te esperamos aca en el mugroso patio ebtre tanto te enviamos un abrazo grande, con respecto a esta entrada, Falcòn jejeje ahora si Falcòn, hay mucho por platicar... tengo mis "No" al respecto jejeje

Anónimo dijo...

Tengo tu regalo :)
H.V.

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Ayer soñé contigo.

Bueno, para cuando te envíe esto probablemente ya sería antier o algo más tarde.

Ignoro el porqué y es mayor mi duda de cómo le hizo mi mente para darle motricidad a un –aquí, de este lado del blog- ángel, pájaro o demonio que sólo conozco en estáticos fotogramas.

Lo bueno es que rara vez le pongo atención a los porqués y dedico mi vida a la (¿in?) noble profesión de catador de momentos, aunque quizá sea eso lo que me tiene en cama al momento de escribir esto (algún compadecido se encargará de publicarlo), no te preocupes, espero que no sea nada grave, mantengo mi apetito y mis ganas de ver a mis amigos –ánimo que me mueve a escribirte este algo largo comentario- que según yo es eso de lo que vive el pájaro azul que se aloja en mi cabeza.

Mandaste por paquetería a mi casa un librero medio lleno. Lo mantuve todo el tiempo en el pequeño patio frente al portal de mi casa.

Miré los libros ajenos como se mira a una bella mujer casada, los miré como siempre lo hago. Halé un banquillo por atrás del librero para taparme el sol y llegarle a la ojeada antes de llevarme todos los libros a mi cuarto ¿Qué iba a hacer con el librero? No lo recuerdo. Tras rato de cuestionarme el bello y extraño gesto de tu parte vi sobre el primer nivel del mueble un cúmulo de fólderes y un engargolado verde transparente que mostraba muchos números, listas y una fecha de entrega más al futuro que ayer. De inmediato te llamé (no recuerdo tu número, pero comenzaba con 51 y lo tenía en un papelito en mi cartera) para advertirte que me habías enviado por error algo importante que ibas a necesitar días después.

No recuerdo tampoco lo que dijiste, pero era algo parecido a “no hay problema, ahorita voy”. Apareciste en el umbral de la puerta del cuarto de mis padres (que no estaban). Te di los papeles, sonreíste y tu ausencia brilló por ti. También desapareció el librero. Pensé “¿Qué le voy a poner de comentario ahora?” y desperté.

Estoy infinitamente agradecido contigo por haberme visitado, y a la vez tengo una profunda vergüenza por no haberte ofrecido nada, ni siquiera un vaso con agua, pero te fuiste sin dar tiempo. Te prometo que si vuelves a venir –y ya no me pesan los huesos- te doy el pastel de mango entero. Ah, y ya te lo había dicho: mi casa es tu casa.

Atte.: José Juan Mendoza González, Xoconostle Cósmico; lector y aspirante a amigo en curso propedéutico.

[SV] dijo...

Mi Karina:
Cómo estás?, he platicado con Isra... los alivios, como los placeres, son productos, obras, que uno mismo alcanza; que uno mismo se forja. La desdicha es nuestra compañera pero no es nuestra propia persona. Sabes que te quiero, y quizá nos veamos pronto.
Diciembre siempre me sienta bien, es un mes de fiebres habitables y de románticas iconografías, es mi mes.
CUIDATE, bella.
[LV]

fgiucich dijo...

Vengo a dejarte un gran abrazo y desear que el 2008 te traiga mucho amor y mucha paz.

Stereogama dijo...

hola, vi que pasaste por la luz rota, como llegaste?

pronto estaras en tampico, pero yo pronto estare de regreso en gdl, donde actualmente radico, aunque soy del puerto...

lastima por lo de los perros...

saludos