Good Housewif(i)ery



Se muy bien que a nadie le importa lo que escribí a continuación, tal vez por eso lo escribo (así, con esos desacuerdos en tiempos verbales).
-
Bien. Desde un par de semanas atrás decidí convertirme en ama de casa -excelente. Es decir, ya cocino, ya hago ensaladas, sopas y filetes de pollo y pescado (en ese orden). No sé, me parece la decisión más sensata que he tomado en toda mi vida (aparte de adquirir ese duende de madera en Selva Negra que no tiene utilidad alguna). He decidido alimentarme con todo el amor y dulzura que mis manos puedan lograr; no ha sido fácil pero, al menos ya puedo permanecer -una vez por semana- más de una hora en la cocina sin sentir que la vida se me va, et cetera.
-
No obstante, también decidí limpiar las ventanas de la casa una vez por semana, arreglar el cuarto de baño, leerles cuentos a mis hijos imaginarios y tener charlas nocturnas con mis esposos -aún más-imaginarios. Esto, porque un familiar muy querido me informó que para ser una buena ama de casa, una necesita -previamente e intransferiblemente- poseer hijos y un esposo, cosa que aún dudo, pero que trato de cumplir.
-
Una debe prepararse para todo. Así que ahora estoy con un par de lecturas que me dan el soporte necesario para continuar mi labor: The Ladies, parte uno, parte dos y parte tres y Confessions of a Housewife . Ves Alex is querido, te dije que yo solo era una ama de casa que de vez en cuando tocaba la pluma para escribir poemas de amor. ¿Ves Noe? Porqué prefiero el papel de la mujer loca y árida en las obras de Pinter.
.
Ahh! La foto, es una buena toma de mi guisado de verduras del día de hoy.
(Por cierto, el día de ayer me prometí cantarle a mi esposo -hoy por la noche- esa versión de "Mi playa" que recién escuché. ¿Ves Héctor? Como no eres la única esposa desesperada aquí?)

13 comentarios:

Alfredo Carrera dijo...

Mmmm...

Vaya, aunque me quedan muchas preguntas, ja.

saludo/abrazo

N(o)eptuno dijo...

Cocina. Con esa palabra quiero empezar. Alguna vez, camino al infierno, te hablé del verdadero problema antropológico: cómo se dio el paso del chimpancé silencioso al mono parlante. Pero, ahora que te leo (que me importe o no lo que has escrito, es lo de menos) recuerdo a una filósofa británica (la mujer que ambos amamos) y a un mitólogo (que solo yo conoce) que me decían a media voz (o a medias tintas jaja!): El hombre es un animal que cocina. Y digo, entonces, que otro problema antropológico por excelencia es el paso de lo crudo a lo cocido, el incendio de la leña y el butano, vamos el uso del fuego (ahora no quiero hablar –pero, ¿cuándo he querido hablar?- del microondas que todo lo escuece todo lo quema y todo lo deja crudo)

El fuego K….. el fuego de tu fogón y la lámina de tu sartén, la platija y el cuchillo (ciertamente no una guillotina, por aquello del corazón…>) El fuego, digo, para deleitar al paladar… asunto de manos, de texturas, mezclas y tiempos… «cocinar rápido, comer lento»

PD.
Las manos no son sólo para escribir y la boca no sólo sirve para hablar.

La lengua funciona a la secuencia del diafragma, pero también cumple una función singular: extasiarse con lo ácido lo amargo lo dulce y lo salado.

La lengua se resbala sobre los significados de las palabras pero se queda quieta ante los sabores.

¿Y los aromas? Ah! El uso de la nariz. Perfumes. Aromas de cocina. Pero también percepción de la podredumbre. Me permito una verdad del divino marqués (la mierda escrita no hiede).

El exceso de los placeres acarrea su agotamiento y perversión.

He aquí sólo unas astillas para incendiar la fogata de tu fogón (me encantan los pleonasmos, son juicios sintéticos a priori)

Al Azazel dijo...

Me gusta, querida, que vayas practicando ser la buena ama de casa, así no tendremos problemas, jeje. Así te imagino la señora Platt esperando al señor Hughes, ¿o acaso al revés? el señor, intento de, Hughes, o sea yo, esperando a su Sylvia, los papeles in-re-vertidos. No padezcas, querida K, que yo también sé ser buen amo de casa.

Besos.

[SV] dijo...

K, aunque tenemos cita a las 7, no puedo esperar para decirte que mis lectores me provocan bastante regocijo. No había notado un comment que tengo en Finge, y hoy que lo descubro y me complace. Míralo tú misma:http://victorsoberanes.blogspot.com

En fin. También no estoy de acuerdo en eso de que para ser “una buena ama de casa, una necesita -previamente e intransferiblemente- poseer hijos y un esposo” Eso no es cierto. Una ama de casa, ama a su casa, no necesariamente a hijos y esposos, y si no existen mejor.

Un beso, K.

Anónimo dijo...

FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSA, FALSA, FALSA, FALSA, FALSA,
FALSEDAD DE FALSEDADES Y TODO ES FALSEDAD.

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Alfredo:

Yo también tengo preguntas varias. saludos y abrazos varios. tambien tantísimos Mmmm, solo tú puedes develarlos y hacerme esta agonía menos punzante. :)

Señor. debemos hablar, esas dudas...

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

N(o)ecio:

""El hombre es un animal que cocina."" y nada es más redentor que, el exceso.

Ayy! nuestros amores y las guillotinas. Ayer te recordaba, (creo que siempre lo hago, et cetera)... El señor de Ismaro y yo estuvimos en una magilectura ayer -ya te contaré- y justo cuando Bringhurst recitó el primer coro de la Antígona de Sofocles, imaginé voluntades. Ya sabes. Tu diálogo que se abrevia al viejo acento y decir.

Espero con esperanza, ingenuidad, delusión previa, sí con pleonasmos espero, verte pronto. Iré. y promete invitarme a comer, no diré ya nada acerca del hombre que me recuerda a mi padre, eso lo prometo yo.

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Al axe: Voy practicando. Imagino, tú en espera de mi y entretanto escribes tus poemas a Ariel ¿podemos llamarmos, tal vez, poemas a "Adrien"? (se cumple la profecía).

prometo engañarte solo algunas veces, las necesarias.

prometo ser óptima en mis deberes maritales. Lo sé, te he dejado en abandono, pero prometo también redención y decirte: "querido, eres el único en mi vida".

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

SV: ...

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

SV: (Disculpa por los suspensivos del mensaje anterior, es que recordé que hoy es 14 de Febrero y fui a llamar a Al axes para dedicarle la cancion de "La culpable" del cantante Álvaro Dávila)

Bien. Me doy por enterada. Me di por enterada. Nos place, nos satisface. Ayy! estos anónimos y apócrifos y amiguitos que nos escriben.

Por cierto, te llamé para dedicarte la canción de "Prometimos no llorar" de Diego Verdaguer, pero no estabas. ¿te fuiste a celebrar con otra? :( por cierto! Hay que hacer un buzón para los fans :)

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

¿FALSA, FALSA, FALSA, FALSA?!

Ay qué derroche de amor en este lugar!
♥♥♥♥♥

Roxi dijo...

¡Por qué crees que a nadie le interesa este texto?
A m´´i me parece fundamental, y me llama poderosamente la atención tu esmero por tus hijos y esposo imaginario.
Quizás algún día cuando yo deje de tener 7 u 8 años, tenga que recurrir a ellos.
Genial tu texto, de verdad, y el guiso te debe haber quedado bueno.
Abrazo!

Sofia dijo...

Jajajaja, que me he reído con los hijos y esposos imaginarios. No es mala idea en todo caso. Aunque yo me conformo con un esposo solamente.

A mí me encanta la cocina, de hecho, hace tiempo que no preparo algo como galletas o una tarta para la once. No te ha gustado a tí, también? Relaja y es algo cuyo resultado puedes siempre compartir.

Un abrazo a la dueña de casa, que por lo visto es bastante excelente y completa!