pues yo, como Álvaro Urtecho,
-
No pronunció palabra./Oscura la pupila en su fijeza,/seca la boca respondona,/inútil el concepto. No hubo decires/de alianza o de condena./No pronunció palabra, no:/sólo traquea en el aire, quemadura,/algo como un gruñido, un casi balbuceo,/un rumiar de letras negras ahogadas,/odiosas, aceradas; algo/como un esputo sórdido y helado.

7 comentarios:

Do men y Co dijo...

Inmaculados

Entonces
Cuando el suicidio nos descalce
La cuerda cascabelee en nuestras corvas
Sin mácula los trajes de nuestra boda imaginaria
Abrazados tantísimo
Los invitados habrán llegado tarde
La tierra se detendrá curiosa al sentir que giramos
¿Ya te había dicho que hasta muerta eres linda?

Anónimo dijo...

La tierra muerde su herida,
nosotros somos la herida de la tierra!!

Anónimo dijo...

a palabras necias, boca sórdida... me dejaste esperando, bajo la lluvia y con un café para ti

G.D.

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Mi reino no es de este mundo.

En la FeNaL casi me vuelvo sordo.

Aquí no entienden porqué escribo, allá no entienden porqué toco.

Lo ideal sería el híbrido, pero como dijo Palomas: La trova me da weba.

Como te dije, casi ensordezco. Los Rollings tuvieron que llegar a rescatarme.

En fin, I can't get no satisfaction. Snif.

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

1. tu no tienes la culpa que te quiera

2. Me paso yo las noches desvelado, pensando como hare para olvidar

3. que no soy dueño de tus besos

4. me da pa'bajo y lloro mi penar

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Estimado do men y co, se me había olvidado agradecerte la dedicatoria. Se me había olvidado...

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

G, estimado, a palabras boca, necia sórdida. Ya lo reparé, cierto, sólo venía acá para corroborar, para que quedara constado en este tiempo.