Es correcto sí. Debo confesar sí.
Luego de hacer un par de "pays" de queso con piña y tras dos gelatinas de mango y ron respectivísimamente, acepto que mi libro-poema resulta una poesía de riesgo. ¿Ahora me explicarías por fis qué es tal cosa?

1 comentario:

Do men y Co dijo...

Supongo sin conocer, que la poesía es un riesgo, es llegar al filo de un precipicio y con todo el miedo del mundo lanzarse al vacío hasta lograr decir lo que uno quiere realmente, antes de ello la nada y después también. Siento que una vez paridos, dejas de ser la dueña de tus textos y aunque ellos hablan a través de ti, siempre cabe la posibilidad de su abandono.