Allá un fragmento

Lo pensé, lo medité, lo imaginé una y otra vez, concluyo que sí... Ya no estoy entre lunas y no pretendo volver a ellas; tampoco pretendo una mayor seriedad en mis formas de presentar este asunto de la poesía (lo juro por el dios Júpiter de Alejandra Victoria y el resto de los chicos de Latín)... Siempre me ha interesado la Teoría Literaria, teoría y poesía me llevaron a FFyL; ahora estoy tomando un seminario de Crítica Literaria y otro más de Traducción Inglés- Español (y visceversa). Debo aceptarlo, me fascina la deconstrucción, los hypertextos, las hojas blancas, la piedra, la decrepitud y locura senil de Bloom, el silencio en Wittgenstein, las rupturas, lo absurdo, la noche de Jabes, la ingenuidad (¿ahh, también el psicoanálisis??), la Kristeva y el cuerpo...Vamos, me fascinan tres cosas en la vida: la Poesía, la Herida y los hombres que saben cocinar y bailar y beben vodka y leen Watt y anhelan caminar.
*
No creo en los poemas que dicen. No pienso en el poema que cuenta a través de él la anécdota y ésta rebase entonces la construcción: el motivo. Prefiero una renuncia a levantarme un día con ganas de escribir un poema al nintendo o al ratón Mickey Mouse (no tengo nada contra ti Mickey, hasta escribí tu nombre con mayúsculas) o a alguna otra peripecia de nuestro mundo de medios... Querido Héctor ¿mis textos son piedra? Mis textos son piedra y esto no me inquieta ni un poco; ¿son ininteligibles y la poesía debe ser simple porque es para el pueblo? Son ininteligibles y entonces, me rehúso a escribir poesía. Lo que yo hago no son poemas, ni poesía. No importa...
*
No voy a justificar mis modos impersonales en la Mnemossyne. Quien desee ver las formas, que venga periódicamente acá y las encuentre. Quien desee conocer a la persona, -cuando así guste y precise- hay muchos vértices-vórtices en las ciudades donde se puede platicar y beber café o cerveza o café y cerveza, et cétera. ((Se sorprenderán de lo común y ordinaria que puedo llegar a ser...))
*
No pensaba ya en subir los fragmentos. Es decir, no pensaba en: subir los fragmentos. Pero tampoco importa. Aquí uno de ellos.
+
+
Como perforar el vahído y pedir de ahí un cristal que sea mutismo. La luz se deja acariciar pero los brazos van hacia la brota calígine que teje sus olvidos; la luz, una voz no: Roca frágil de ternillas formas tristes –sólo formas- que respiran en el seno del verbo, un día curva y otro, oquedad. Boca. Alas que son vuelo, pupilas de alba y bajo éstas, formas indecidibles –ovillos en terra, blanquísimo envés- que andan hacia el abandono y en él cálido, se refugian. El corazón se abisma, se deja abismar.
+
+

5 comentarios:

Es.Phi.Ra dijo...

Kari, la justificación es lo de menos en el texto azul, nítido, profundo, como las lunas que viajan entre memoria y memoria: mnemossynes encabalgadas..., hace mella... La función del multigenero es formidable: la intertextialidad o la transdisciplina... ¿qué es un poema?, ¿qué una novela?... La veracidad está en que cuando se le descubre ya no es... el azul es un color primario, puro: primigenio... EL verde ya es una gama, una combinación. Lo puro es el escrito..., la crítica literaria, la teoría si no son luz, comentario que aclare, discipación de un resultado..., son un estorbo... La poesía, no se bien hoy que es..., si algo distinto de la novea claramente...,pero finalmente el caso es La Escritura. Justificar, las veces, hasta en el propio autor es ya subjetivo..., y que conste que no soy relativista..., tal vez el lenguaje sí lo sea..., debido al movimiento. Al menos que se pretenda un giro... Sólo el "escribiente" sabe el suceso interno de aquello que él escribe... Y lo más dificil es trasmitirlo, pues ya se trasmitió con lo escrito..., y no es valido, las veces, para el tiempo adelantado ya del escurrimiento de tinta, rebozar con reiteraciones... Me gustó el texto azul. Sí hay que callarnos, sólo para dejar escucharse la otra cara del mundo...

"perforar el vahído y pedir de ahí un cristal que sea mutismo.",

"Alas que son vuelo, pupilas de alba y bajo éstas, formas indecidibles –ovillos en terra, blanquísimo envés- que andan hacia el abandono y en él cálido, se refugian"

Y el envés de la tinta se llamó soledad, cuando las voces concentradas fueron una, y murumuraron la respuesta para volver a alejarse.

fgiucich dijo...

Tus textos serán los que tú quieres que sean. Abrazos.

L e n g u a dijo...

¿Cómo encontrar el sentido de un texto?
Me decía Pepe que el texto (querrámoslo -o no) es siempre lineal;
entonces, entendí, que la "linealidad" del texto es su sentido. Pero, encontrar tal linealidad, sólo es perceptible si le inventamos una profundidad, o, lo que es lo mismo, lo des-hacemos; forzándolo a plegarse en sus puntos-límite. Sin embargo, esos pliegues son sólo tocados desde una no-linealidad que, otros gustan llamar vacío o nada o abismo o silencio, se trata, sin más, de un estratagema inventado, cuya consistencia desafía la definición y de ahí también la invención de una superfice que, debe ser plana, digo lineal, pero eso es geometría, es decir ideal, es decir que no la hay, entonces, ¿què es el sentido de un texto?
No lo sé... sólo he intentado bordar el silencio con estos pespuntes de botoncitos que llamamos letras. (no entendí lo que acabo de escribir)

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

"Lo puro es el escrito." Sin embargo, creo que lo puro "es" más allá de lo escrito, por eso es puro... usemos un término que me recuerda a Mallarmé: bruto.

Estoy de acuerdo contigo acerca de la tradición crítica y teórica como un estorbo, estorbos necesarios para subir hasta al punto necesario... Es como la escalera de Wittgenstein: la arrojas una vez que la has aprovechado.

La escritura es a cada quien lo que debe ser...Asiento contigo en una cosa más que me parece cardinal, sólo el que escribe sabe/conoce sus hechos internos, se transmite pero, ¿se transmite?

La teoría y crítica han apostado un sí, y ahí tenemos un análisis feminista, una explicación marxista, un glose psicoanalista... Yo, tal vez, lo único que pido (y no es la luna) es poner la mirada más en el texto,o en el no-texto, que en la figura obsoleta del autor.. (Ah que sentimental que ando!!!)

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

L E N G U A: El texto es lineal... más que lineal, yo diría (a riesgo de usar una vieja y gastada fórmula) que el texto Es. Mi memoria me traiciona o sólo y de verdad no conozco a Pepe. Pero encuentro que esa linealidad a mí son formas, formas que se dicen, muestran y en las cuales nos inventamos una profundidad.

Nuestros modos son artificios, formas de fingir (o no querido Victor?)... Maneras de abordar ciertas fenomenologías, hay que abrir el diálogo sí, pero desde la trinchera de lector.

Creo que hemos llegado a un acuerdo: Ambas no entendemos lo que escribimos, pero no por esto dejamos de escribirlo. No se. Dejemos las puertas abiertas...